La bioeconomía cambiará el mundo, después de la revolución post-internet, según el ex CEO de Google, Eric Schmidt.